Technische Universität München

The Entrepreneurial University

 
La suplementación exógena con testosterona se asocia a un nivel cada vez mayor de los estrógenos producidos en el cuerpo durante el proceso de la aromatización. Los niveles elevados en sangre de testosterona y de estrógenos accionan un mecanismo que disminuye la producción de testosterona, disminuye la aromatización y estabiliza los estrógenos en los niveles fisiológicos. La elevación prolongada de los niveles de estrógenos podía llevar a una pérdida de la masa muscular, ganando grasa y aumentando la feminización general del cuerpo.  
Los inhibidores de aromatasa, los moduladores selectivos de los receptores del estrógeno y otras sustancias anti-estrogénicas se pueden utilizar para enmascarar los efectos secundarios del abuso de los esteroides anabólicos androgénicos.
El estrógeno muestra fuertes efectos sobre los sistemas noradrenérgicos, dopaminérgicos, y colinérgicos en la modulación del sistema nervioso central. Los efectos estimulantes del estrógeno y los efectos inhibitorios de sustancias anti-estrogénicas sobre el sistema nervioso central modifican la sensación de la energía y la libido de una persona.  
drucken 

www.doping-prevention.com