Technische Universität München

The Entrepreneurial University

 
La exposición a los niveles endógenos elevados de hGH e IGF-1 en el modelo patofisiológico de la acromegalia da lugar un daño de tejido estructural y funcional directo y al desarrollo de desordenes sistémicos secundarios.
Los pacientes con acromegalia desarrollan varias alteraciones respiratorias como consecuencia de la acción hipertrófica de la hGH e IGF-1 en los huesos craneofaciales y tejido blando, mucosa/cartílagos respiratorios, el volumen pulmonar y actividad de los músculos respiratorios. Esta gama de anormalidades da lugar a apnea del sueño y a funciones respiratorias deterioradas. En las vías aéreas superiores, el remodelado de huesos y tejidos blandos da lugar a la debilitación de la permeabilidad faríngea normal durante sueño y da lugar al inicio de la apnea obstructiva del sueño, el tipo predominante de desorden de respiración durante el sueño en la acromegalia. El exceso crónico de la GH causa varias alteraciones que pueden contribuir a deteriorar el equilibrio intrafaringeal durante la inspiración y aumentar así el colapso de la faringe durante el sueño.
El deterioro de la función respiratoria origina alteraciones que implican al hueso, a la estructura del músculo del pecho y a la capacidad pulmonar y elasticidad. En las proliferaciones pulmonares de los pneumocitos y las células de los músculos lisos se refleja el crecimiento excesivo del epitelio pulmonar y el espesamiento del tejido intersticial. Esta alteración disminuye la elasticidad pulmonar, mientras que aumentan las capacidades pulmonares debidas al crecimiento excesivo de los alvéolos. Este proceso lleva a la disfunción respiratoria; la respuesta ventiladora en el esfuerzo es con frecuencia inadecuada frente a un mayor esfuerzo, así como en el agotamiento físico. La mortalidad respiratoria parece ser tres veces más alta en pacientes acromegálicos que en sujetos normales.
drucken 

www.doping-prevention.com