Technische Universität München

The Entrepreneurial University

 
hGH y IGF-1
Los riesgos a largo plazo del abuso de la GH en altas dosis no se conocen bien. Los pacientes que tienen acromegalia con un exceso endógeno crónico de la hGH (consecuencia del adenoma pituitario somatotrópico) pueden ser el modelo más exacto para un atleta que complemente un nivel hormonal normal. La hGH es una hormona diabetógena. Las altas dosis de la hGH aumentan la resistencia a la insulina en atletas y la intolerancia a la glucosa o la diabetes mellitus, estas aparecen más a menudo en hombres sanos envejecidos después del tratamiento del GH, que en los controles. La exposición al exceso crónico de la GH en el modelo patofisiológico de la acromegalia conlleva una resistencia a insulina, una tolerancia deteriorada de la glucosa, y diabetes mellitus clínica. La administración por parte de los atletas de la hGH en altas dosis aumenta la T3 libre dentro de un rango suprafisiológico y reduce la T4 libre debido al aumento de la conversión extratiroidal de T4 a T3. El efecto a largo plazo sobre la función de la tiroides en atletas no está claro, pero la hGH y el exceso de IGF-1 causa un crecimiento excesivo de la tiroides y del bocio nodular o difuso, que son fenómenos comunes en la acromegalia. Otras consecuencias del exceso crónico de la GH son el hiperparatiroidismo y el aumento del riesgo de complicaciones neoplásicas.
La discapacidad de la función gonadal es un signo común encontrado en la acromegalia en ambos sexos, pero su patogenia sigue siendo confusa. Los datos recientes sugieren que los niveles elevados de la hGH por sí mismos son responsables del alto predominio de signos del hiperandrogenismo en mujeres con exceso crónico de GH, que pueden conllevar anormalidades menstruales. Los hombres con acromegalia sufren un incremento de tamaño de la próstata con un alto predominio de anormalidades prostáticas.
Gonadotropinas
La administración de la hCG puede dar lugar al síndrome del ovario hiperestimulado en mujeres y puede inducir la ginecomastia en hombres. Los datos demuestran que el abuso concomitante de los AAS y de la hCG causan la debilitación de la calidad del semen, aunque parezca que la cuenta de esperma se mantiene. Se ha encontrado una correlación positiva significativa entre la dosis de la hCG durante el ciclo del AAS y la cantidad relativa de espermatozoides morfológicamente anormales.
Insulina
La insulina baja las concentraciones de glucosa en la sangre, inhibiendo la producción hepática de la glucosa y mediante la aceleración de la reabsorción de la glucosa. El ejercicio físico aumenta la sensibilidad de la insulina de los músculos esqueléticos causando un aumento independiente de insulina en el número de los transportadores de la glucosa en membranas celulares. Por lo tanto, el abuso de la insulina por parte de los atletas puede dar lugar a hipoglucemia. Además el ejercicio puede precipitar hipoglucemia porque la absorción de la insulina inyectada es más rápida durante el ejercicio. A menos que esté tratada, puntualmente la hipoglucemia puede resultar en coma y muerte.
ACTH
Los niveles cada vez mayores de ACTH causados por el uso erróneo de ACTH pueden mimetizar el exceso de la secreción de la hormona observada en pacientes con algunos tumores pituitarios dando por resultado el síndrome de Cushing ACTH-dependiente (enfermedad de Cushing). Además de otros signos del síndrome de Cushing, el nivel de la deoxicorticosterona mineralocorticoide puede ser elevado por la ACTH, conllevando una retención de agua y sales. También será elevada la secreción de andrógenos suprarrenales y pueden dar lugar al hirsutismo y al acné en mujeres.
drucken 

www.doping-prevention.com