Technische Universität München

The Entrepreneurial University

 
La hormona de crecimiento humano (hGH), la insulina y el factor de crecimiento similar a la insulina (IGF) estimulan el crecimiento de todos los tejidos que ejercen efectos anabólicos en el cuerpo y que se pueden asociar a comportamientos agresivos y violentos. Los efectos nocivos del uso de estas hormonas incluyen la neuropatía hipertrófica, la pérdida de visión, la apnea de sueño y el posible desarrollo de diabetes mellitus del tipo II, que puede cambiar el estado psíquico de una persona.
Las corticotropinas estimulan la síntesis y la secreción de corticoesteroides tales como el cortisol y la corticosterona. El aumento del nivel en el plasma de ambas hormonas cambia el humor de un atleta para mejorar el rendimiento o la competición.
drucken 

www.doping-prevention.com