Technische Universität München

The Entrepreneurial University

 
Los diuréticos se consideran como la categoría principal de drogas prohibidas en el deporte y se ligan sobre todo a las alteraciones del metabolismo electrolítico.
Al contrario que en pacientes médicos, los atletas no retienen un exceso de agua, por lo tanto el uso de diuréticos da lugar a una pérdida anormal y peligrosa de agua y de electrólitos. Los atletas con una deshidratación inducida por diuréticos y realizada en calor, son más susceptibles al golpe de calor. La hipotensión puede ser particularmente un  problema en ocasiones. El uso de diuréticos lleva comúnmente a una bajada de los niveles de potasio del cuerpo. Sin embargo, la hipokalemia sintomática severa es rara, mientras que los niveles moderados de hipokalemia son comunes.  La hipokalemia causa principalmente alteraciones en el funcionamiento neurológico y arritmias cardiacas neurológicos, incluso paro cardíaco. Además, son comunes los síntomas como debilidad muscular y los calambres.
Por otra parte, el abuso de los diuréticos tales como la espironolactona, triamtereno y amilorida puede llevar a una concentración extremadamente alta del potasio sanguíneo. La hiperkaliemia puede conllevar arritmias malignas como la taquicardia ventricular continua. Además, la mayoría de los diuréticos alteran el metabolismo del ácido úrico y éste puede dar como resultado un ataque doloroso de gota.
drucken 

www.doping-prevention.com